Pasos para comprar tú mismo un coche en Alemania

Cualquier aficionado al motor sabe que Alemania es la cuna de grandes marcas y el lugar perfecto para poder comprar un vehículo de importación de muy buena calidad a un precio más que atractivo. Pero hablamos de traer un coche de Alemania a España, es necesario que sepas los pasos básicos para poder hacerlo tú mismo y aquí te lo explicamos, no sin apuntar que recurrir a un Concesionario especializado en la importación de vehículos alemanes te ahorrará tiempo y dinero.

PASO 1: ELECCIÓN DEL VEHÍCULO, ¿NUEVO O DE OCASIÓN?

Si te decides por las marcas que hacen fuerte al mercado alemán, como son BMW, Mercedes-Benz, Audi, Porsche, Volkswagen, principalmente, tienes que saber dos cosas:

  • La compra de un coche nuevo conlleva el pago de iva y demás impuestos al igual que en España, y el precio de esos coches nuevos no difiere mucho de comprarlo aquí. Por lo que si además sumamos los gastos generados por la importación, optar por la compra de un vehículo nuevo en Alemania no es la mejor inversión.
  • Los alemanes, por sus condiciones de mercado, renuevan su vehículo con muy poco uso. Hay una oferta muy amplia de coches que no superan los 6 años de antigüedad en perfecto estado. Es decir, la opción perfecta es la compra de un coche seminuevo de gama media, alta o de lujo.

Una vez que sabes que buscas un vehículo de ocasión es hora de bucear en páginas web especializadas, como Mobile.de y Autoscout.de, son las más importantes. Es importante que afines al máximo la búsqueda antes de realizar la compra. Para ello sigue estos dos consejos, una vez estés en la página:

  • Entra en el apartado “Gebrauchtwagenbörse”, significa “Mercado de usados”, y selecciona tus opciones de preferencia: marca y modelo, tipo de combustible (gasolina, diésel, híbrido…), kilometraje, precio máximo…
  • Rellena el campo “Land”, estado alemán en el que buscas. Después “Postleitzahl”, código postal. Y por último “Umkreis”, radio de búsqueda. De esta manera restringes la búsqueda a un lugar concreto, lo que te ayudará en el posterior traslado de tu vehículo.

PASO 2: VIAJE Y TRANSPORTE

Si tu presupuesto es ajustado, lo más rentable (si optas por hacerlo tú mismo), es que viajes a Alemania y traigas tu vehículo conduciendo hasta España. No olvides que ambos países están separados por 2.000 kilómetros, así que la planificación es fundamental.

Antes de nada debes considerar que, una vez estés en Alemania, no podrás gestionar tu compra en un solo día. Esto implica más gastos, además del avión, que son: estancia (hotel, comidas, etc.), traslados (taxis, alquiler de vehículo, tren, etc.) y, como en todo viaje, hay que contar con la posibilidad de algún imprevisto.

Lo que está claro es que si optas por comprar tú mismo y sin ayuda tu coche alemán tienes que viajar al país. Tienes dos posibilidades en función de tu presupuesto y del tiempo que puedas invertir:

  • TRAER TU COCHE DESDE ALEMANIA CONDUCIENDO TÚ MISMO: Importante que planifiques muy bien el viaje de regreso, esos 2.000 kilómetros y el combustible, peajes, paradas, etc., tanto por costes como por tiempo. Incluso debes plantearte la opción de ir acompañado y poder turnarte con alguien al volante, porque es un viaje muy largo. IMPRESINCIBLE: Seguro y matrícula provisionales. Lo gestionas en Alemania.
  • TRAER TU COCHE A TRAVÉS DE EMPRESA DE TRANSPORTE: El coste ronda los 600€ además del seguro, unos 150€ (cifras orientativas). La comodidad es obvia, tú regresas en avión mientras tu coche llega intacto. A la hora de elegir vuelo no descartes escoger los de ida y vuelta porque en ocasiones son más económicos que sólo ida, sobre todo reservándolo con mucha antelación. En este caso el vehículo no necesita matriculación provisional.

PASO 3: COMPRA Y CONTRATO

Ya estás frente a tu coche, ha llegado la hora de formalizar la compra. Lo más importante que debes tener en cuenta es lo siguiente:

  • REVISIÓN DEL VEHÍCULO: Importante verificar que el número de bastidor coincide con el número que figura en la documentación. La revisión del coche ha de ser interna y externa. La ley Alemana exige que se deje constancia cuando un coche ha sufrido accidente (Nicht Unfallfrei), o no (Unfallfrei). Los concesionarios españoles especializados y serios ya no admiten vehículos accidentados.
  • REVISIÓN DE LA DOCUMENTACIÓN: Te la facilita el vendedor, sea empresa o particular. Empieza por la ITV alemana pasada. Seguimos por el Certificado de Conformidad, que refleja las características del vehículo, el Permiso de Circulación y el Libro de Mantenimiento.
  • PAGO: Esto es lo más importe: NO HAGAS NINGÚN PAGO HASTA NO HABER VISTO EL COCHE FÍSICAMENTE. Que el pago lo hagas en efectivo o mediante transferencia es una decisión personal, porque aunque la transferencia tarda unos días en hacerse efectiva hay un contrato de por medio. El vendedor y tú deberéis establecer por escrito los términos del pago.
  • CONTRATO Y/O FACTURA: El contrato entre tú y el vendedor tiene que existir siempre, sea particular o empresa. Si es empresa, además deberá entregarte la factura de compra. En esa factura ya verás desglosado el IVA de la compra, que solo pagas en Alemania. Si compras a un particular no habrá IVA, sino IMPUESTO DE TRANSMISIONES PATRIMONIALES (ITP) y lo pagarás en España.

PASO 4: PAPELEO EN ALEMANIA

Es la parte más engorrosa y pesada, pero es básica para que puedas entrar en España con tu coche alemán. Aquí es importante destacar que si compras a través de Concesionario estos trámites te los ahorras, ten en cuenta el idioma, el tiempo, los horarios de los lugares en los que tienes que llevar a cabo cada gestión, etc. Lo fundamental es esto:

  • INSPECCIÓN TÉCNICA: En Alemania, la ley obliga a que un vehículo que va a ser vendido pase antes por una inspección técnica. Si compras a un particular deberás encargarte tú mismo de este trámite, en un centro autorizado (Dekra, ADAC, TÜV, o similares), con un coste aproximado de 100€.
  • PLACAS PROVISIONES Y SEGURO TEMPORAL: Para poder traer a España tu coche conduciéndolo tú mismo tienes que conseguir placas de matrícula provisionales, con un coste de unos 100€, que vienen ya con un seguro temporal. Esto lo obtienes en la Oficina de Matriculación con los siguientes documentos:
    • Pasaporte
    • Certificado de Revisión
    • Certificado de Revisión de Gases
    • Papeles del Coche
    • Certificado de Seguro Temporal
    • Certificado Internacional de Seguro
  • ACUDIR A LAS OFICINAS VERKEHRSAMT: Oficinas de tráfico alemanas. Aquí deberás llevar: Certificado de la ITV pasada, Certificado de Revisión de Gases, Papeles del Coche, Certificado de Seguro Temporal, y ellos terminan de realizar el papeleo necesario. Según el Estado en el que compres tu coche localiza la oficina más cercana, horario y demás, porque varían de un lugar a otro.

PASO 5: PAPELEO EN ESPAÑA

Son los trámites más tediosos, con el añadido de que deberás realizarlos en el menor tiempo posible, antes de que finalice el tiempo de vigencia de las placas provisionales y del seguro temporal.

  • TRADUCCIÓN DE LA FACTURA: Te han entregado una factura redactada en alemán y tienes que presentarla en España traducida. Es aconsejable que dicha traducción la realice un Intérprete Jurado y guardarla junto a la original.
  • IMPUESTO DE VEHÍCULOS DE TRACCIÓN MECÁNICA: Es una tasa municipal que varía en función del propio municipio y del modelo de vehículo.
  • MATRICULACIÓN DEFINITIVA: Se realizada en la Jefatura Provincial de Tráfico y es fundamental para poder empezar a moverte con tu coche en suelo español.
  • ITV: Si, aunque tu coche viene con la ITV alemana pasada, en España tienes que volver a hacer este trámite de nuevo. Lleva contigo TODA LA DOCUMENTACIÓN que hemos ido nombrando en el artículo.

Y ya está. Es un decir, porque como habrás comprobado es un proceso algo complicado y sobre todo que te exige paciencia, tiempo, cierta soltura en idiomas (por lo menos inglés), y que no haya sorpresas. Si eres un aventurero el esfuerzo valdrá la pena, pero si prefieres dejar las aventuras para cuestiones en las que tu dinero no esté en juego, no olvides que comprar tu coche alemán a través de un Concesionario español especializado en importación de vehículos de Alemania no supondrá un sobrecoste, al contrario. De lo que se trata es, de que disfrutes de tu coche, cuanto antes y en perfectas condiciones.