Archive for: concesionarios coches

Fenómeno de la importación de coches desde Alemania

La importación de automóviles de ocasión desde Alemania es un fenómeno relativamente reciente. Las primeras operaciones se llevaron a cabo en los 80 y se popularizaron en la segunda mitad de los 90.

Al principio, la importación de un automóvil de ocasión era una operación complicada y no exenta de riesgos. Los “pioneros” tuvieron que sortear un sinfín de trabas administrativas, pero a cambio, esto les dió acceso a un mercado casi virgen y necesitado de estos productos.

A finales de los 80 y principios de los 90, era posible revender un coche reimportado con inusitada rapidez (a veces era cuestión de horas) y obteniendo con ello pingües beneficios.

Esto ya pasó. Esta facilidad para revender y obtener con ello sustanciosos beneficios atrajo hacia esta actividad a todo tipo de comerciantes, muchos de ellos honestos, pero otros muchos poco dotados de escrúpulos.

A partir de ello se generó una muchas veces merecida mala fama, que algunos de estos personajes se ganaron a pulso. Para el usuario no introducido en estos temas, “importación paralela” se ha convertido en sinónimo de “estafa”, “contador afeitado”, “fraude fiscal”, “origen delictivo”, etc..

Todo ello se corresponde en parte con la realidad, pero tampoco se debe generalizar. No todos los importadores son delincuentes, sinó solamente una amplía minoría que ha generado esta mala fama, mala fama que acaban pagando todos, los honestos y los demás.

En la actualidad, miles de coches importados se pudren lentamente en las campas o garages de los importadores. Ello se debe tanto a la mencionada mala reputación del sector, como a la saturación de la oferta así como al efecto de la crisis generalizada que estamos padeciendo.

No obstante, la posibilidad de importar un coche de ocasión de Alemania, Bélgica, Suiza, etc.. sigue siendo altamente recomendable. Hay argumentacion sobrada para ello:

  • Los precios son mucho más competitivos que en España, y la oferta mucho más amplia.
  • Las muy severas leyes locales penalizan muy duramente los comportamientos ilegales: en Alemania, rebajar un contador puede llevar al infractor a la cárcel.
  • En Alemania es posible obtener el RH (”Historial de reparaciones”) del coche, cosa imposible de obtener en España, puesto que los importadores de las propias marcas se niegan a entregrarlo, por oscuras razones.
  • Etc..

En la actualidad, resulta sin duda muy interesante IMPORTAR UN COCHE de FORMA PERSONAL y para USO PROPIO. No obstante, el interés en comprarlo ya importado es NULO, ya que el coche que comprará el importador es justamente aquel que un particular jamás compraría.

Un PARTICULAR comprará el mejor coche que pueda conseguir por su dinero, buscando las máximas garantías posibles.
Un IMPORTADOR comprará el coche más barato posible, con el cual pueda obtener el máximo beneficio, renunciando a toda garantía con el fín de abaratarlo más.

En conclusión: SI QUIERES UN IMPORTADO DE ALEMANIA, VÉ TÚ MISMO A POR ÉL, VALE LA PENA.

-ARBEITER-